SweetXL
lunes, 31 de diciembre de 2018

Adiós 2018

¡Hola!¿Qué tal?¡Mi madre, desde septiembre no pasaba por aquí! Pero si les soy sincera, este año ha sido horrible, y solo me he pasado para contarles a los sitios a los que he ido o me han invitado. El resto se los he ido contando en mi facebook.


La verdad es que este 2018 no ha sido realmente bueno. Hemos (en plural, porque lo hemos pasado toda la familia) empezado a remontar en julio, cuando empezaron las vacaciones. Y a ver, estoy segura que hay muchísima gente a la que el año le ha ido peor. Seguro que han tenido pérdidas y demás. Nosotros en este caso, somos afortunados. En cuestión de salud nos podría haber ido mejor, pero nada que con unas visitas al médico o un yeso no se haya solucionado.

Sin embargo, empezamos tras las vacaciones de navidad, con una lucha constante y severa por nuestro Oskibiri. Cuando empezó el curso (en el 2017), todo iba bien. nos fuimos dando cuenta poco a poco que Óscar no quería ir al cole, que llegaba siempre de mal humor y demás. Nosotros lo achacamos a que "él a veces es así". Una vez le dieron las notas (suspendió todas), dijimos que bueno sería el cambio de profe y esas cosas. Hago un inciso, para recordarles por si no lo saben, que el otro año anterior tuvo una profesora que "por no cargar con él", lo dejó sin su excursión de fin de curso alegando bajo rendimiento escolar (había sacado 5 sobresalientes y notables). Eso a él (y a nosotros) lo marcó, porque durante todo el año estuve dándole toques de atención a la profesora porque venía quejándose de que una niña se metía con él. Pero a ella le dio igual y lo dejó sin excursión. Eso sí, a la niña que se metía con él, la dejó ir.

Sigo. Dejamos pasar ese verano y comenzó en septiembre del año pasado (2017) con ilusión, a pesar de que la profesora (la otra no renovó más) no le llamaba la atención. Aún así le dijimos que ese año iba a ser diferente y todo estaría genial. Durante ese primer trimestre tuvimos que "arrastrarlo", porque le estaba costando muchísimo. Tanto que suspendió todas. Nuestra sorpresa llega después de las vacaciones de navidad. Dos semanas más tarde, Óscar llega un jueves a casa llorando. Pero llorando como una magdalena ¿eh? le pregunté que que le había pasado y me dijo que a él nada, que había un problema en la clase y que a su amigo "Pepito" (nunca lo había oído nombrar) le habían tirado al suelo, le habían pegado, que le insultaban diciéndole feo y muchas cosas más. Y que eso había pasado el martes y que la profe había hecho una reunión en clase y les había puesto las pilas y que todos defendieron a "Pepito".

Cuando yo le pregunto a Óscar que quienes habían sido, él me dice que fulanita y 4 más. Como era la misma niña con la que yo (bueno, Óscar) había tenido el problema el año anterior, cogí ese mismo jueves y llamé a la mamá del niño en cuestión. Le cuento a la pobre que no sabía como decírselo, pero que veía necesario que ella  lo supiera. Cuando termino de contarle, ella me dice: "Ángeles, ¿estás sentada?" yo le contestó que sí que justo acababa de comer. Y me suelta: "siento decírtelo así, pero eso no le paso a mi hijo, le pasó al tuyo el martes."

¡¿Hola?! ¿Imaginan mi cara? No podía parar de llorar. me sequé las lágrimas, llamé a Óscar y me lo afirmó. El pobrecito se inventó la historia para no decir que había sido él. A todas estas me entero que no sólo lo insultan por su físico, sino que lo llaman "retrasado", "no me toques que me pegas tu retraso", "eres feo y retrasado y te vas a morir", "tu madre no te compra nada de marca, porque te vas a morir". Y así, día si y día también. Ahora era cuando empezamos a entender el porqué venía siempre tan triste, o incluso una vez se quitó el uniforme en el zagúan y subió desnudo a mi casa. Nosotros pensando que eran cosas de él.

Le dije que al día siguiente íbamos al cole a hablar con el director y me dijo que él no iba más, que ya se había cansado. Pues a las 8:01 estaba yo en el colegio para hablar con el director. Se empezaron a mover hilos, pero no todos, ya que en una de las asambleas que tuvieron en la clase, la niña en cuestión se reveló. Sí, como la profesora le estaba echando la bronca, ella cogió y puso en un papelito en el tablón de anuncios: "Quiero que echen a ....del colegio y que Óscar se muera." Sí, así como lo leen. Con 10 años y con tanto odio en ese cuerpo y esa mente. En la fiesta del cole, Óscar tenía que ir de chola de playa, y la niña tan "educada", le dijo que "vaya mierda de chancla, que se notaba que era retrasado." Y esto era todos los días.

Gracias a Dios (o a la buena educación de la mayoría de los padres), toda la clase defendió a Óscar. De hecho es un niño que en el recreo se sienta y no juega con nadie, y sus compañeros se motivaron y lo fueron integrando. Las madres de las otras niñas que estaban "implicadas" (por desgracia muchas veces a esas edades, y de adultos también, nos dejamos llevar por la gente), pasado el tiempo, cuando ya la directiva y demás empezaron a comentarles el caso, me llamaron y pidiéndome disculpas (algunas hasta llorando). De la madre de esa niña, no tuve ni un "hola".

Con la ayuda de la profesora, del inspector y del colegio, pudimos ir reconduciendo el asunto. Denunciar es lo mejor. Y no dudaré ni un minuto más en volver a hacerlo. Óscar en la tercera evaluación, aprobó todas. Nos costó, pero lo logramos.

Quería contarles todo esto desde la tranquilidad de un día de agobios, pero tenía la necesidad de contarles bien como ha pasado todo, para que si en algún momento se ven en esa situación, sean capaces de acordarse de esto y reaccionar. Tranquilos, ahora vendrá la típica persona (que se que me lee, y si no, se lo cuentan), que dirá que es para ganar seguidores. Vamos, ni que no contara lo mismo siempre. Aún así, luchen por todo lo que les parezca injusto. Nos costó muchos meses, pero en octubre, Óscar empezó a ir al cole contento.

Así que entenderán que para mi el 2018 no ha sido un año fácil. Aunque si tengo que mirarle el lado positivo, lo dejo en que he aprendido a luchar por lo que más duele, y dejar las tonterías atrás. Tonterías como dejar que los comentarios de ciertos tipos de personas me molesten ( seguiré cabreándome igual), porque se que realmente no me conocen o no me valoren. Dejar de ayudar a esa gente que se olvida que en los principios estuviste ahí, también dejará de ser una realidad. Sí, porque luego a la mínima, se juntan con la otra parte y ya empiezan las críticas, pero sin acordarse de todo lo que dijeron de la otra parte ¿eh? Y también espero que me deje de importar, como lo está haciendo ahora, lo que los demás hablen de mi. Yo, mi familia y los que me rodean, saben como soy. Si quieres sumarte al carro con lo positivo y lo negativo, bien. Si no, mejor que toques el timbre y te bajes de la guagua.

Y bueno, que aunque parece que hemos remontado algo el 2018, espero que se acabe ya hoy y que comience el 2019 con ilusiones renovadas. Que me alegro mucho que sigan por aquí, que me quieran a pesar de mis protestas y de mis achaques (y ataques también). Y que este año que entra nuevo, nos traiga más empatía con todo el mundo, que no existan distinciones por nada.

También espero que todas esas personas que están pasando por un grave problema de salud, el 2019 les traiga no sólo novedades, sino energías y fuerzas renovadas. El dinero está muy bien que entre por la puerta, pero que venga con salud. Y si no ¿qué hago yo con mil millones en la cuenta si no puedo estar viajando porque no puedo moverme?.

Así que vamos a brindar hoy por nosotros primero, por nuestras familias y por todos los que realmente necesitan que brindemos por ellos. Y sobre todo yo quiero brindar por ustedes, por los que están ahí, porque sin ustedes nada sería posible.

¡Gracias por estar ahí, siempre!
martes, 11 de septiembre de 2018

25 años de Marco & María

¡Hola!¿Qué tal? Vuelvo a la carga con un post lleno de magia, de verde, de romanticismo, pero sobre todo lleno de trabajo, de constancia, de tesón y de mucho, pero que mucho amor.


El pasado viernes 7 de septiembre, en vez de subir caminando a Teror, Xaila y yo nos subimos a un Binter y cruzamos a la isla vecina de Tenerife para disfrutar de "La última rosa del verano" de los diseñadores Marco & María. Así sin más nos lo dijeron Giovanni y Josué cuando nos mandaron la invitación. Y nosotras que nos apuntamos a todo, no ibamos a decir que no, así que allá nos plantamos.


El Jardín Botánico del Puerto de la Cruz, fue el lugar elegido para el fashion show, y sinceramente, yo que nunca había estado, me impresionó. Al subir las escaleras, flanqueadas por un enorme photocall y un mercedes blanco precioso del grupo Rahn en Tenerife (patrocinador oficial), nos recibian en la entrada con una elegancia única. El recorrido hasta el lugar de la celebración, estaba adornado con la colección de estos 25 años de la firma. Es decir, ibamos encontrandonos trajes por todo el recorrido. Javier Aguilar (de la firma Banana Wear), Mariana, Xaila y yo, no podíamos dejar de mirar a nuestro alrededor.


Tras un pequeño aperitivo, se levantó el telón, y accedimos los más de 350 invitados, a una partida de ajedrez. Por que sí, el piso estaba todo adornado con los colores del ajedrez o las damas, como prefieran. Una vez acomodados, la Orquesta Filarmónica Juvenil de Tenerife, comenzó el show. Y con ella, un desfile mágico.


Un desfile cargado de creaciones en tonos melocotones y rojizos, que se mezclaban con azules y verdes empolvados, pasando por los rosas y llegando al blanco, sin cansarnos, con un movimiento dulce, sereno y elegante. Como nos tienen acostumbrados los diseñadores del Puerto de la Cruz.









Porque sí, por si no lo saben, su historia nació en el Puerto de la Cruz, y tras estos 25 años de trayectoria, se puede decir con la boca bien grande y el corazón latiendo a mil por horas, que María Díaz y Marco Marrero, han brillado en el mundo entero.


Creo que que  Marta Sánchez, cantara Papa can you hear me? de la Streissand, fue aún más emotivo, ya que fue la canción que los unió a los tres. Tuve el placer de tenerla al lado y tengo que confesarles que no le temblaba ni la voz. Que es una profesional como la copa de un pino, y que cantar casi a capella, tan sólo con un piano de acompañamiento, al principio,es digno de admirar.


Fue un desfile que contó no sólo con gente del mundo empresarial y político, sino al que acudió mucha gente del mundo de la moda que se mueve a gran nivel.



Quizá no soy objetiva, pero se supone que con los amigos, muchas veces no se puede ser ¿no? Y yo con los artífices de todo el show, Giovanni y Josué, no puedo serlo, porque se las ganas y el amor que le ponen a cada cosa. Se que detrás había un equipo enorme, pero sin ellos, era imposible que todo saliera como salió. Tanto ellos como Leroy y Roberta, lo han dado todo y más para que Marco & María fueran, tras 25 años, profetas en su tierra. Y lo consiguieron. Lo consiguieron también con la ayuda de un equipo de maquillaje liderado por Alejandro y Marc, que consiguieron unas pieles jugosas y luminosas, con esa delicadeza que sólo se consigue siendo profesionales. Y también apostaron por el grupo de peluqueros de Adela Caicoya, que desfile tras desfile, consigue dejarnos con la boca abierta. Esta vez junto a los tocados de Martina Dorta, consiguieron unos trabajos impresionantes.


Ustedes saben que este es mi blog, y que escribo siempre lo que opino. Así que yo, que viví el desfile de la Plaza Santa Ana, me quedo con ese, pero no por nada, o bueno, si. Quizá cuando te dicen que es en el Jardín Botánico, ya te esperas algo de vegetación y demás. Pero claro, luego está Josué Quevedo  que tiene la mente más innovadora del mundo y se saca un pedazo de show como hizo esta vez, de la manga. Pero, como les iba diciendo, reconozco que visualizar la plaza Santa Ana, cerrar los ojos, y verla convertida en un auténtico vivero, fue totalmente inesperado y marcó un antes y un después en los fashion show de la isla. Aún así, lo que se vivió el 7 de septiembre en el Puerto de la Cruz, fue de otro nivel. Era la primera vez que Masqmoda Canarias desembarcaba de esa manera en Tenerife, y lo hizo por todo lo alto.

Tan alto que terminó con un cóctel espectacular de la mano del Catering La Gañanía, Heineken y Transformer. Un cóctel en el que no faltó Lays Gourmet, ni Jamón Montesano, ni Mum.

Un placer haber cogido un avión, para una pocas horas, y haber disfrutado de la calidad y el buen hacer de las cosas hechas con amor. Y digo amor, porque Marco y María son amor. Y lo digo con conocimiento de causa. Adoran a Oskibiri, y él adora "los trajes de princesa" que hacen. Encima se unen con otra pareja que también es amor del puro y bueno, pues no podía salir nada mejor.


¡Felicidades, equipazo!


sábado, 7 de julio de 2018

Caldes de Boi In Your Skin

¡Hola!¿Qué tal? Bueno, como ven, siempre me paso por aqui cuando tengo algo interesante que contarles. A veces, la vida, no me da para más ¿eh? Y este año me lo he currado mucho para "aprobar todo", así que entiendo que ustedes me comprenden y me lo permiten.


Nos invitaron, a un grupito de blogueros, influencers y clientes del servicio de Atención Personalizada de El Corte Inglés, a conocer de primera mano las firmas MartiDerm y Caldes de Bois de la mano de Altea Cabrera. La verdad es que yo Martiderm ya la conocía, pero Caldes de Bois, ni me sonaba (vale, me sonaba a hotel rural o balneario o algo así, pero nada más), y me llevé una grata sorpresa. Martiderm, lleva desde el año 52, innovando en ampollas y en cosmetología, así que algo de experiencia tienen ¿no? Pues decidió absorber a Caldes de Bois, y ahora son las dos firmas de la misma compañía, por lo que podemos estar más tranquilas respecto a la efectividad.



Todo esto nos dieron para poder probar en casa, pero quiero hablarles de Caldes de Bois y de alguno de sus productos con más detenimiento. Lo primero que me llamó la atención (tengo que ser sincera) fueron sus botes. Son herméticos, y tan solo con apretar como una especie de bubuja, sale la cantidad justa de producto que necesitamos. Eso me encanta, porque no hay que meter la mano, que queramos o no, siempre se contamina algo.


Este sérum me llamó mucho la atención. Tiene un poder calmante y regenerador para las pieles estresadas. También ayuda a atenuar los signos de envejecimiento (no es que vaya a quitarles las arrugas ¿eh?). Huele a hierbas, asi como a manzanilla y es bastante fresco. Lo pueden encontrar sobre los 40 euros.


Yo no soy de usar aguas termales, la verdad, pero esta parece que tiene buena pinta por lo que nos contó Altea. Tiene poderes regeneradores y aporta mucha hidratación a la piel. Eso, siempre viene bien, sobre todo en verano que estamos más expuestos al sol y las temperaturas son más altas. Por 10 euros, más o menos, creo que está genial.


Esta bruma o agua termal, también es interesante, aunque no contenga silice, porque lo que hará es que nos deje la piel completamente hidratada. Su precio está sobre los 10 euros, también.



Este sérum es el que más me llamó la atención. Sirve para todo el cuerpo, y es específico para esas zonas en las que necesitas un extra de hidratación. Contiene urea y ácido hialúronico, junto a tres aceites (Neem, Argán y Oliva), que harán que la piel no sólo se hidrate en profundidad, sino que se calme cuando tenemos algún tipo de picor y demás. Este está entre los 35 y los 40 euros.


En Canarias hay una gran parte de la población que padece psoriasis, y este fango termal sulfatado, es específico para eso. A veces abusamos de corticoides, y lo que hacemos es empeorar la zona. Con este producto han comprobado que desde la primera aplicación, el brote de psoriasis mejora visiblemente. No es barato (casi 80 euros), pero el bote es grande y al ser sólo para ese "problemilla", creo que vale la pena. Esto fue otra de las cosas que más me llamó la atención.


Y como casi todas las firmas de cosmética, Caldes de Bois, también piensa en los hombres y en su piel. Yo en casa con Carlos, tengo que tener un cuidado extra con su piel al afeitarse, y con unas muestras de este producto vamos a probar, porque se supone que es una hidratante, pero que sirve como after shave, ya que evita las irritaciones y alivia si hay algún corte. A parte, renueva la piel, y hace que se controlen los brillos. Sale sobre 35 euros.


Para el día, nos propuso Altea esta crema. Tiene ácido hialurónico, calma y nutre, por lo que creo que es una buena opción para el día a día. Además tiene el sistema que les comenté antes para sacar la crema, y ya eso gana muchos puntos. Su precio está alrededor de los 50 euros (50 ml)


Y para la noche, después del sérum, una crema que no sólo aportará una hidratación profunda, sino que ayudará a mantener la elasticidad y que hará que el colágeno prolifere. El precio es de unos 55 euros más o menos.


Y bueno, hasta aquí, todo lo que conocimos de Caldes de Bois, aunque su catálogo de productos es muy amplio, ya que tiene limpiadores y demás. Si puedo les hablo de ellos más adelante. Como ven, en los eventos siempre me lo paso bien, pero con ella, todavía más. Siempre es bueno compartir cachito de mesa con ella (Mapi Ojeda), porque las risas nunca fallan. 0 postureo y mil risas. Pero eso no sería posible sin el buen trato que siempre recibimos en El Corte Inglés de Mesa y López en los eventos. Gracias a Elena, Iballa, Paco y Pérez, por hacer del viernes tarde una jornada de risas y aprendizaje con Altea. Y gracias a Juan Carlos, por ser mi pareja de concurso (ya les contaré en otro post, porque lo hicimos con la firma Martiderm), y hacer que acertáramos casi todo, por su tacto, porque el olfato era el mío ¿eh?.

Se que me van a preguntar dónde conseguir los productos en El Corte Inglés, así que que sepan que están en la planta del supermercado, en la parafarmacía. Que ahora les ha quedado un rinconcito muy mono, por cierto.

Mil gracias por estar ahí leyéndome.

jueves, 7 de junio de 2018

We Love Summer 2018

¡Hola!¿Qué tal? Bueno, como cada año, El Corte Inglés le da la bienvenida al verano con la propuesta para la estación más calurosa del año. Aunque para ser justos, yo fui con vaqueros y con suéter, porque aquí en las islas el verano está escondido aún.


Gracias a las fotos de Eduardo Monzón, les voy a dar un paseo por lo que dió de sí el evento. La verdad es que estuvo muy bien organizado y con unas propuestas para todos los bolsillos. Unificando la moda con la bellaza y la gastronomía.



Voy a empezar por las marcas de belleza, que siempre viene bien ponerse guapa en verano (y todo el año) y sobre todo cuidarse la piel,las manos, los pies y el cabello. Y comenzamos con Givenchy, dónde Sonia y Muriel nos dieron a conocer las novedades de color. Sí, señoras, me enamoré de ese iluminador. También nos dieron a conocer el nuevo perfume de la firma, que huele, de maravilla, la verdad.




Seguimos con olores. Y no podía faltar Rituals. Iván y Ana nos presentaron Karma, la nueva edición de la firma para el verano (yo ya tengo el gel en espuma, la crema y el exfoliante y puedo decir que estoy enamorada de la línea), y también la colección de protectores solares, que mantienen el aroma de la firma.




No hay cosa más fea que unos pies en sandalias y con esas grietas horribles ¿verdad? Pues Marga y Vero de La Manicurería nos propusieron unos tratamientos perfectos para esta época y para no "dar el cante" con nuestras sandalias.



Y sí, el pelo también hay que cuidarlo,y para eso, Laura y Soraya de Mendoza Peluqueros, nos enseyaron como mimarlo con unos productos de Icon para el encrespamiento. También nos enseñaron las novedades de GHD para el cabello. Secadores y planchas que cuidan y protegen.


Durante el evento se fueron produciendo diferentes pases de moda de baño, de la línea de Enfasis, con modelos de la agencia canaria MasQModa Canarias, junto a complementos de venta en El Corte Inglés, lo que hizo que el evento fuer muy ameno. Pero yo he querido concentrarlo así en un bloque, para que lo vean todo junto. Pero quería que supieran como había transcurrido todo en el restaurante de El Corte Inglés de Mesa y López.









¿Se están enamorando? Pues así me sentí yo al verlo de cerca. Pedazo de trabajo de Elena, Paco y Gonzalo para conjuntar todo a la perfección. Aunque vuelvo a reivindicar un poquito más de carne. Lo que menos me ha gustado (porque siempre hay algo que no nos gusta), es la subida exagerada esa en las caderas de los bañadores. Quizá es la moda, pero jolin mi chicha de debajo de la barriga, esos bañadores no la tapan. Aún así, reconozco que los bañadores, esos estampados y esas formas románticas me tienen hablando sola.








 Ya se imaginan lo que me paso con estos pendientes ¿no? Según los vi, le dije a Elena: "Tienen mi nombre ¿verdad?" Esas cruces me mataron, de verdad. Y encima valen 7 euros.






Y no podía falta la gastronomía en verano ¿no? ¿Y que mejor que un buen jamón y una buena sidra para acompañarlo? Pues, Vanessa, reponsable de bebidas de Incabe, nos presentó Ladrón de Manzanas. Si me siguen por las redes sociales, saben que soy adicta a esta "cider". No bebo cerveza y esta nueva bebida que se mezcla con limón, otra de mis adicciones, se ha convertido en un imprescindible en la cesta de la compra. Carlos compra cerveza y yo Ladrón de Manzanas.





Marcos, de Cinco Jotas nos deleitó con su corte de jamón y pudimos disfrutar de unos buenos platos. En serio, vaya jamón más bueno ¿eh?




No podía haber mejor bienvenida al verano, creo. Un buen ratito rodeados de buena gente, amigos y profesionales, hicieron que la tarde se nos pasara en un vuelo. Empezó a las 19:00 horas y cuando nos dimos cuenta eran las 21:00.





Agradecer a todo el equipo de El Corte Inglés de Mesa y López, la invitación y el buen trato que siempre nos dan. Felicidades, Lorena, Nisamar, Paco, Elena y Gonzalo, por todo. Y como no, a las marcas, también. Y sobre todo, y como siempre a Eduardo Monzón, porque sin él, mis letras no tendrían sentido.