SweetXL
sábado, 8 de abril de 2017

Fiona Ferrer, CoachECI

¡Hola!¿Qué tal? Volvemos a la carga con un nuevo evento. Ya les dije que esta semana la iba a tener a tope, y así ha sido. No he parado ni un día, pero creo que ha valido la pena, porque así también tengo mil cosas para contarles ¿no?

 
Pues sí, el miércoles día 5, asistí, a un evento de coaching en El Corte Inglés de Mesa y López. La invitada era Fiona Ferrer, y llegados a este punto, tengo que confesarles algo. Yo no sabía quién era, exactamente, Fiona Ferrer, más allá de su éxito como empresaria, y tras las portadas que ocupó en las revistas, por una foto con un personaje público (vamos a dejarlo ahí). Pero, como todo en la vida, siempre hay un pero, Fiona, me deslumbró.



Llegó con un pantalón holgado negro, una camisa vaquera y un abrigo largo rojo, subida a unos maravillosos zapatos, y comenzó a transformar mi visión de aquella chica rubia con un moño alto que entró segundos antes por la puerta del restaurante de la sexta planta de El Corte Inglés, tras ser presentada por Manuel Marrero, Director de Relaciones Externas del centro.


Fiona, fue clara desde un principio. Me hizo mucha gracia un ejemplo que puso de niñas jovencitas que en sus redes cuelgan fotos de bolsos de marca (no voy a decir ninguna), y que como ella dice, y yo muchas veces se los he comentado, quizá ni son suyos, sino que pasan por las tiendas, se hacen la foto y la suben a las redes. Las redes, según Fiona Ferrer, son muy buenas, y muy malas, puesto que no todo lo que se muestra, es verdad, y yo opino que cada vez más, son menos reales. Muchas veces queremos tener un perfil tan limpio e inmaculado, que no somos capaces de poner nuestro día a día.


Pero no sólo nos habló de redes sociales en el mundo de la moda, sino que nos dió un montón de ideas, de como vestir en según que determinados momentos. El "momento playa" dio para mucho. No señoras, y señores, a la playa no se puede ir con la toalla de propaganda, ni disfrazados.Para ello, y otros momentos como bodas, celebraciones, o simplemente, para nuestra vida diaria, Fiona nos recomendó el uso de los personal shopper, que muchas veces, pensamos que son un lujo, y no, para nada es un lujo. Después de su explicación, yo también salí con la idea, de que es una necesidad. Porque por ejemplo, en El Corte Inglés, el servicio cuesta 180 euros, pero que en realidad el coste es 0, porque ese dinero se recupera en una tarjeta regalo, para poder invertir en lo que el personal shopper, nos ha ayudado a elegir.



Sinceramente, ya lo dije antes, yo lo veía como un lujo, pero es cierto, como decía Fiona Ferrer, que muchas veces vamos con prisas, y compramos a lo loco, y luego tenemos cuatro faldas negras, ocho camisas blancas y 3 suéters, iguales, y no sabemos ni como combinar ni nada. Teniendo en cuenta que en el servicio de personal shopper de El Corte Inglés, vamos a estar más de dos horas a solas con el profesional, que nos va a enseñar todo lo que se adapta a nosotros, y que encima si no está, lo mandan a pedir, sobre la marcha, pues el servicio, es de lujo, pero low cost ¿no creen?


Vamos, que creo que el servicio de SAP (Servicio de Atención Personalizada) que se ofrece en El Corte Inglés, es más que positivo, tras la explicación de Fiona Ferrer. Además nos enseñó la nueva colección de primavera, que ya la habíamos visto en la Fashion Week, pero que ella nos desgranó algunas cositas más. Y encima, lo que ella decía, los precios que tienen. Porque ¿se acuerdan de mi falda amarilla de Amitié (si van al centro, pregunten por María, es un amor)? Sí, aquella que me dejó loca, pues vale 50 euros, igual que vestidos monísimos de cara al verano, que empieza a aflorar en nuestra isla. Gabardinas de entretiempo, que ganan más, según el look que nos pongamos. Porque hasta con un look monocromático, vamos estupendas, con ellas.


Yo no tenía muchas ganas de ir, porque ya saben que mi salud no está del todo bien, pero como me decía mi amiga Nira, tengo que aprovechar todo a lo que me inviten, porque si me invitan es porque cuentan conmigo, y eso es positivo. Y la verdad es que creo que ahora mismo me estaría arrepintiendo  mucho si no hubiese estado en ese sillón sentada, escuchando todo lo que Fiona Ferrer nos contó. Y además, tuvimos la oportunidad de disfrutar de un brindis con Champagne Taittinger; un lujo más.



Así que desde aquí, gracias a todo el equipo de El Corte Inglés de Mesa y López (Vanessa, Nisamar, Lorena, Elena y Paco), por haberme invitado, y sobre todo gracias a Fiona Ferrer, por abrirme un poquito más los ojos en el mundo de la moda. Y como no, mil gracias a mi súper Eduardo Monzón, porque sin él, las fotos, los eventos, y los momentos de este rinconcito, no serían lo mismo. Sí, todas las fotos son suyas.




No hay comentarios:
Publicar un comentario

¡Anímate a compartir tu opinión!