SweetXL
domingo, 26 de marzo de 2017

Las lentillas y yo

¡Hola!¿Qué tal? Hoy vuelvo a la carga, pero con un post diferente. Ya saben que yo soy de las que intento hablarles de todo lo que me pasa y de lo que me parece interesante. Y el tema de hoy, para mí, es muy importante. Quiero dejar claro, que es mi experiencia, que no significa que sea la panacea, pero que despues de tantos años, a mi me ha servido para mucho el probar y saber diferenciar.


Ya saben que soy miope y tengo astigmatismo, y no un poquito ¿eh? Tengo -6.50 en el ojo derecho y -7.00 en el ojo izquierdo. Vamos que me levanto por las mañanas como los topos. Sin gafa o lentillas no soy nadie, así que por ejemplo, para maquillarme, necesito ponerme siempre lentillas, porque si no, la máscara de pestañas, llegaría a las cejas.

Desde los 6 años, llevo gafa, hasta que a los 12, llegaron las lentillas. Porque mi madre, vio que era cuidadosa y limpia (requisito fundamental para poder llevar lentillas y que tus ojos no sufran). Mis primeras lentillas eran duras, sí, te raspaban el ojo. Pero yo con tal de no verme con gafa, me daba igual. Recuerdo que para limpiarlas, había que ponerlas en un líquido, esperar 15 minutos, echarles una pastillita, y esperar media hora, y pasado ese tiempo, dejarlas toda la noche en "remojo". Y por la mañana, había que aclararlas. Sí, era un coñazo.

Por suerte, y como todo en la vida, las cosas cambian y se mejoran. Llegó la hora de las lentillas que duraban un montón y que no necesitaban pastilla, pero que hacían que tu ojo no respirara del todo, ya que eran "de larga duración".

Pero llegó un momento en el que se dieron cuenta que las lentillas mensuales iban a ser mejores, ya que así el ojo no sufría y se cogían menos infecciones. Y tras las mensuales, llegaron las diarias. Esas que usamos un día y ya está.


A todo esto hay que sumarle la cantidad de variedad de materiales de los que están hechos, que si gel, que si hydrogel, y un sin fin más. Pero yo, de todas las que he probado, y miren que he probado muchísimas, me quedo con estas de Multiópticas.


Son de silicona, y para las que llevamos lentillas a todas horas, son mucho más cómodas, ya que se adaptan al ojo y ni las sientes, ni molestan. Es más, si me apuran, les diré que para mí, hasta son más higiénicas y no se rompen con facilidad.


Yo soy de las que me las pongo a las 6 de la mañana y me las quito a las 11 de la noche, y aguanto todo el día con ellas, sin necesidad de ponerme lágrimas artificiales. Tras su uso, las pongo en el líquido, y ya está.

Y luego tengo las diarias, para eventos especiales, en los que me maquillo como una puerta, y se que voy a estar muchas horas con ellas, pero mega maquillada, y para que el ojo no se dañe, me pongo estas, y así cuando termino, las tiro y ya está. También las uso mucho cuando me voy de viaje, porque se que no voy a estar en el hotel en todo el dia, y es más cómodo.


¿Y el líquido? Yo por comodidad, lo cojo de Multiópticas, pero se que en las farmacias, venden algunos muy buenos, baratos, y que te sirven perfectamente para su función. Incluso tienen algunos en tamaño mini mini que cabe en un bolsito pequeñito. Pero bueno, para mi, no me valen de nada, porque tengo que llevar la gafa, de igual manera, y no me cabría en el bolso.

Así que si un día me ven, y no les saludo, ya saben que puede ser que sólo lleve una lentilla (me ha pasado), y que vea menos que Pepe Leche.


Por cierto, quería preguntarles algo:

¿Quieren que haga algún post especial? Diganme, ya saben que lo intento, con mil amores.

1 comentario:

  1. Como me he reído con lo de si no nos saludas es que vas con una lentilla solo!!

    ResponderEliminar

¡Anímate a compartir tu opinión!