SweetXL
miércoles, 23 de marzo de 2016

La elegancia de Lucas Balboa

¡Hola!¿Qué tal? Ya les advertí que seguiría enseñándoles mucha más moda de ceremonia, pero en esta ocasión, la historia se va a escribir en masculino.


Sinceramente, este post iba a ser un resumen de lo que viví en Tenerife Moda, junto a algunas pinceladas de varios desfiles. Sí, esa era mi intención, pero el sábado diecinueve de marzo, hizo que cambiara de idea.


¿La culpa? de Lucas Balboa. Creo que no había mejor broche para "El Día del Padre" que su desfile. Fue ¡maravilloso! Se merecía un hueco enorme en mi rincón.


Ya saben que yo suelo hablar claro, y ya estaba un poco cansada ese día. Asistí a las cinco de la tarde a un desfile de quince diseñadores (hora y media de reloj) que me dejó agotada. No iba con grandes expectativas, pero puedo decir, que me acompañó mi marido al desfile y verle la cara de asombro al empezar a salir todos esos "caballeros" bajo la luz del Recinto Ferial de Tenerife, hizo que se me olvidara todo lo anterior. Estaba viendo lo mismo que yo: espectáculo.


Lucas lo consiguió. Consiguió desde el minuto cero, con la puesta en escena de la coral, que el público no cerrase la boca.



Fue un desfile-carrusel, ameno y lleno de color. Dividió la colección por colores, e hizo que no se perdiera ni un ápice de encanto. El toque británico y clásico, se mezcló con capas de colores y con zapatos y bolsos impresionantes. El calzado de los modelos, junto a esos maletines de piel, preciosos, eran todos de Abraham Zambrana.





Otra de las cosas que más me gustó fue la mezcla de edades y cuerpos. Sí, Lucas Balboa, supo combinar no sólo diferentes edades, sino morfologías nada parecidas, cosa que en un desfile de mujer, no suele pasar.




La elegancia, se respiraba en todas las piezas, pero a mi, en particular, las capas, me enamoraron. Creo que tienen un toque muy especial, junto a los abrigos.





Brilló con luz propia, y que todo el público se pusiera en pie, fue la muestra del botón que Lucas Balboa había puesto como broche final a un fin de semana lleno de moda.


Al finalizar el desfile, igual que todos los demás diseñadores, Balboa pasó al Kissing Room que Heinekende la mano de Incabe, había montado en mitad del Recinto Ferial. Como siempre, Heineken tiene una apuesta muy fuerte por la moda, y en Tenerife Moda, no iba a ser menos. Montaron un "oasis de glamour" que se llenaba de gente guapa tras los desfiles, y en el que los diseñadores, posaban y brindaban con los modelos.



Bueno, pues yo les puedo asegurar, que Lucas Balboa, estuvo más de una hora en el photocall. No paraban de saludarlo, y de hacerse fotos con él. Era una locura la de gente que lo felicitaba, pero con razón ¿eh?¡fue un desfile impresionante!


Desde aquí, quiero agradecer al Cabildo de Tenerife, con Efraín Medina a la cabeza, a todo su equipo de prensa, a Heineken, por haberme hecho un hueco en ese "paraíso de modelos, música y buen ambiente" y a Lucas Balboa, por supuesto, por dejarme con tan buen sabor de boca, un sábado noche, en la isla vecina.

¡Gracias!

Y gracias a Hiroshi Yamaoka, por haberme cedido algunas de las fotos. Sin estos grandes profesionales, que son los gráficos, no seríamos nada.


2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo, yo sali enamorado de todo lo que vi....lo quiero todooo, jejje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, de corazón, por comentar. La verdad es que yo salí ojiplática. Me encantó todo.

      Eliminar

¡Anímate a compartir tu opinión!