SweetXL
domingo, 14 de febrero de 2016

¿Saben lo que es Bienmesabe?

¡Hola!¿Qué tal? Ya saben que no sólo de trapitos y de zapatos vive una ¿no?



Hoy quiero que conozcan a dos hermanos hechos de bienmesabe, sí, ese dulce que según la wikipedia "está hecho de huevoalmendras ralladas, azúcar y limón rallado. Es de textura espesa, granulosa y untuosa. Puede comerse solo o acompañado."


Para Juan Manuel y Airam Medina, Bienmesabe es algo más que un dulce canario de Tejeda. Es su alma, su corazón y su cabeza. Han puesto todo en sacar adelante un negocio en una época muy difícil. Apostaron por una gastronomía acorde a su clientela en sus inicios, y han ido creciendo poco a poco, pero a pasos agigantados. La ayuda de Ana, su madre, es fundamental. No sólo es la que le da el nombre a las mejores croquetas del mundo, sino que con su juego de muñeca hace que el gofio escaldao, sea el mejor gofio que mi amigo Fran ha probado nunca.



Entrar en la tasca significa estar en casa, y esa es la filosofía que a ellos les define. Un negocio en el que el cliente sea esa persona a la que sólo le falte almorzar o cenar en pijama. Sólo tres personas, en un local de la calle Armas, 13, hacen que se convierta en un sitio que te atrapa desde el primer momento.

Eduardo y yo compartimos con ellos una tarde-noche, amena y divertida. Y así queremos que los conozcan un poquito más, sin platos ni copas, sólo ellos.



Sweet XL: Muchísimas gracias por dedicarnos un tiempo que sabemos que no tienen a Eduardo y a mi, para poder conocerles un poquito más.

Juan Manuel: Yo hablo ahora por los dos, creo, y las gracias se las damos nosotros por querer enseñar a esas personas que estamos detrás de un local, y que muchas veces no se tiene la oportunidad de conocer bien. Eso sí, Eduardo que nos saque bien, aunque ya conocemos su trabajo, y sabemos que no tiene ni un pero. (Airam asiente)

S.XL.: ¿Por qué Bienmesabe?

Airam: " Yo estudiaba en Granada, y la verdad es que siempre tenía añoranza de la isla. El potaje de berros de mi madre, el gofio, el helado, acompañado con una cucharada de bienmesabe. Ya sabes, todas esas cosas que muchas veces no valoramos cuando estamos aquí, pero que estando lejos, saben a gloria. Aunque mi mundo eran las reglas, las escuadras y cartabones, tuve claro que quería montar un negocio de restauración, y desde ese tiempo, tenía claro que se llamaría "Bienmesabe". Ya luego Juanma, me siguió en la locura y embarcamos a mi madre también."



S.XL.: Ya que hablamos de un dulce, ustedes ¿son de dulce o salado?

J/A.: "Dulce." (No dudaron ni un momento)

S.XL.: ¿Qué significa Vegueta para ustedes?

J.: "Recuerdos. Estudiamos en la calle López Botas. Con siete años de diferencia, pero hicimos vidas paralelas. Nuestra infancia pasó por todas estas calles. Nunca nos imaginábamos que nuestro círculo empezaría y acabaría en el mismo sitio. Vegueta es mágica. La luz de día, es increíble, y la luz de la noche, es pura magia."



S.XL.: Echando un vistazo a la carta, veo una gran variedad, pero ¿con qué plato se quedarían?

A.: " Yo te contesto, porque de esto hemos hablado ya muchas veces los dos. Nos quedaríamos con los huevos estrellados con papas. Nos han dado muchísimas alegrías. Y si quieres que te diga un complemento, pues con chipironcitos de calamar en su tinta. Mucha gente está acostumbrada a comerlos con chistorras o con jamón, pero te aseguro que con chipironcitos, tienen otro sabor."

S.XL.: Entonces ¿carne o pescado?

J.: " Carne, aunque un buen pescado de roca, no estaría nada mal."

A.: " Yo también soy carnívoro, pero como mi hermano, no descarto algo del mar, como los mariscos."



S.XL.: Yo me declaro amante de lo canario, y de los vinos. Ustedes ¿cuál me recomendarían?

J.: " Ahora mismo, un Agala. Lo hace la familia Armas, en Tejeda y es el vino que se elabora a mayor altitud en la isla. Gran calidad."



S.XL.: ¿Y a un buen gofio escaldao que no debe faltarle?

A.: " Una cuchara (risas), cebolla roja, ajo frito y sobre todo muchas ganas de disfrutarlo."



S.XL.: Hablan de comida y como a mi, se les ilumina la mirada. Pero ¿cómo empezó la afición por la cocina de un arquitecto técnico y un filólogo?

A.: " La culpa la tiene Suso, del restaurante "Mamma Tina". Él es el culpable de que nos vuelvan loco unos fogones."



S.XL.: ¿Alguien a quién admiren?

J.: " La vieja. Mi madre es la que le ha dado vida al local. Ha hecho con su carácter, su paciencia y su alegría, de esto, una casa. Hay muchos clientes, que llegan y la llaman "madre". Sin ella nada de esto sería posible. Es de esas personas que cuando Airam o yo estamos de bajona, hace que carguemos pilas y volvamos a subir. Es como un chute de energía, como cuando pones una canción que te gusta mucho. Ella lo es todo, aquí."

S.XL: Si Ana es como una canción para recargar energía, ¿qué tipo de música no pararía de sonar en Bienmesabe?

A.: " Las parrandas. Nos han marcado mucho. Hicieron que el local tomara personalidad y que fuera conocido por ser el único local de la zona, en el que se permitía tocar. Ahora, no nos permiten ya tener música, para no molestar a los vecinos, pero esos mismos parranderos siguen visitándonos  con mucha frecuencia,y podemos decir que se han convertido en algo más que clientes, que ya son como amigos."



S.XL.: Al convertirse en casi un hogar, seguro que tienen alguna anécdota confesable ¿no?

J.: " Han pasado muchas cosas, en Bienmesabe, pero recuerdo una de sexo en los baños, que el chico al salir, lo primero que dijo fue: " ¡Qué bien me supo!". A gusto se quedaron, por lo menos."

A.: " Yo me quedo con la más bonita de las anécdotas que ha pasado aquí, y de la que soy yo protagonista. Aquí conocí a mi mujer, Débora. Ya sólo con eso, y con la llegada de Mateo, mi hijo, después de esa anécdota, puedo decir, que Bienmesabe ha sido todo para mi."

S.XL.: ¿Dejarían el negocio por alguna razón?

J.: " Como todo en la vida, esto tiene un principio y un final. Sabemos y somos conscientes de que nada es para siempre, y un negocio menos. Pero lo que tenemos bastante claro los tres, porque mi madre es una más, es que si dejamos esto, sería dejar el local por otro. La cocina, el trato con el cliente, nos apasiona. No cambiaríamos esto por nada."



S.XL.: ¿Qué color define a Bienmesabe?

A.: "Los blancos, puros, frescos."

S.XL.: Y cuando salen de aquí ¿innovan o experimentan en casa?

J.: " A mi sí que me gusta experimentar y jugar con platos en casa."

A.: " Yo no, yo soy como el refrán." En casa del herrero, cuchara de palo." (risas)



S.XL.: Esta pregunta tengo que hacerla, porque si no Eduardo me dice que me falta.¿A qué huelen?

A.: "Yo a Hugo Boss. En eso me parezco a mi padre. Era un enamorado de los perfumes. No se acostaba sin rociar la almohada con alguna de sus colonias."

J.: " Pues yo a colonia de bebés. Me gustan mucho los olores frescos, y teniendo a Leila, mi princesa en casa, es lo que más se apetece llevar puesto."


S.XL.: ¿Tienen algún referente gastronómico nacional?

A.: " Para mi, Mario Sandoval. Sin lugar a dudas. Aunque me conformo con cualquiera de las 40 estrellas Michelín que tenemos en nuestro país."

J.: " Yo opino como Airam, en cualquier restaurante con estrella Michelín, podríamos tener un buen referente gastronómico. Pero yo ahora mismo, me quedo con Dani García."

S.XL.: Y ya para terminar, saben que este blog se llama Sweet XL, y no es por comer ensaladas, así que ¿un postre?

J.: " Flan de huevo con bienmesabe."

A.: " Mousse de gofio con bienmesabe, también."



S.XL.: Muchas gracias por habernos dedicado este rato a Eduardo y a mi. Prometemos que volveremos, pero sin cuaderno y sin cámara. Sólo a disfrutar de un buen gofio, unos tacos de pescado con mojo verde y un buen polvito.

J.: " Eso esperamos, que vuelvan con la barriga vacía, el corazón lleno y la sonrisa enorme. Así es como nos gusta que nos visiten nuestros clientes. Y gracias a ustedes."

A.: " Gracias a ustedes. Se nos ha hecho corto el tiempo, pero tenemos que empezar con la faena. Lo dicho, les esperamos.



Y así salimos Edu y yo, contentos, borrachos de risas y con unas ganas locas de volver, pero a sentarnos en esas sillas de madera, que parece que nos estaban llamando, y disfrutar de la buena gastronomía de Bienmesabe Tapas.

No hace falta irse muy lejos, para disfrutar de la comida tradicional, con ese punto de fusión, que tanto nos agrada a todos. Y estos dos hermanos, junto a otros restauradores, han conseguido que el barrio de Vegueta tome las riendas de la gastronomía, y que no sólo se vea que el barrio antiguo de nuestra ciudad está diseñado para tomar copas y pinchos. Salgo con la sensación de que me dejo un montón de cosas atrás por preguntar, por saber, por investigar, pero si tengo que quedarme con algo es con una frase:

"Ser cocinero es una profesión, es una pasión, es un estilo de vida. Soy cocinero, no chef."




¡Volveremos!

Y yo, como siempre, quiero agradecer a Eduardo, su paciencia, su buen ojo, y sobre todo, como sabe plasmar a través de una imagen, lo que yo describo con mis letras. 






2 comentarios:

  1. qué buena la entrevista! y no es porque tú me encantes y su cocina me fascina jaja lo juro....Un aplauso a Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, lo que hace un gofio ¿eh? Mil besos, guapa.....

      Eliminar

¡Anímate a compartir tu opinión!