SweetXL
domingo, 13 de diciembre de 2015

El Jardín de Ico

¡Hola! ¿Qué tal? Se acerca ya cada vez más la navidad. En un poquito más de dos semanas tenemos encima el 24 de diciembre y al poco, comenzará un nuevo año cargado de cosas positivas y bonitas para todo el mundo.


Los que me siguen por mis redes sociales, saben que esta semana puse una foto de una tienda que me tropecé caminando. El Jardín de Ico se llamaba, pero lo que me llamó la atención, fue su escaparate con unas cajas de lo más monas.


Ese día iba muy apurada y sólo me dio tiempo de ver el escaparate y fijarme que todos sus productos eran naturales, y que muchos de ellos eran exclusivos para veganos. Así que al día siguiente que iba con más tiempo me detuve un rato y aproveché para hablar con su dueña y sacar algunas fotos.


Yo pensé que ya había visto muchas cosas en el mundo de la cosmética, pero ¡qué equivocada estaba! Hay cientos de productos que no testan en animales, que jamás imaginé que se podrían encontrar. En El Jardín de Ico, tienen de todo. No sólo cosmética, sino tratamientos naturales, como vitaminas, jaleas reales, etc.


Tienen una línea de jabones naturales que huelen de maravilla.


Y un champú de cebolla que no pude dejarlo allí en la estantería. Me lo traje para casa y sólo lo he probado dos días, y me está gustando bastante. Ya saben que yo me tengo que lavar el pelo a diario, menos cuando me doy las mechas que estoy tres días sin lavarlo.


Pero ya saben que hasta que no lo haya probado durante un tiempo, no les puedo dar mi visión real, pero por lo pronto ya les digo que me ha gustado bastante. Tengo que admitir que le eché el ojo a varias cosas, y que para Papá Nöel me he pedido una Cajita Presumida (las cajitas que me llamaron la atención en el escaparate) con algunos productos. Así que si me he portado bien, y el gordito cree que me lo merezco, les podré hablar de otras cosas que tengo fichadas.


Tienen  una línea para bebés, también. Desde pequeños los cuidamos hasta la saciedad, así que esto no viene nada mal como regalo para esas futuras o recientes mamis.


La línea de maquillaje es bastante amplia. Cuentan con unas bb creams bastante curiosas. Digo curiosas, porque la probé en mano y cubre bastante. Lástima que el tono que había era demasiado oscuro para mí. Sí lo se, soy blanca leche y me las veo y me las deseo, a veces, para buscar algo apropiado a mi piel.


Dentro de la línea de "potis" también tienen su versión vegana. Una colección chiquitita, pero que para aquellas personas veganas que quieran estar seguras de que su maquillaje es 100% vegano, es ideal.


La verdad es que la tienda me llamó mucho la atención por su decoración. Toda con palets, dando una imagen muy natural. Y luego tengo que decir que el trato de la dueña fue maravilloso. A pesar de la gente que entraba, me dejó preguntarle de todo. Creo, y siempre lo he dicho, que la atención al cliente es lo más importante en un negocio. No hay cosa que más me guste que ir a una tienda y que te atiendan bien. Con esto me refiero a que te dejen ir a tu aire, pero que estén atentos a ti.


No se que opinión tienen ustedes de este tipo de tiendas, pero a mi, para ser la primera vez que entraba en una así, me encantó. Tiene muchas cosas para el cuidado de todo el cuerpo, y todo natural.



Al final siempre se dice que somos lo que comemos y lo que nos cuidamos ¿no? Pues aquí hay una alternativa a todo ese mundo del "potingueo", pero natural. Se que mis amigas y seguidoras que aman a los animales y piden un respeto continuo, van a ir a ver la tienda y seguro que caerán con algo, sobre todo con la línea de aceite de oliva. Yo ya tengo en la lista de La Cajita Presumida, un bálsamo labial. Así que señor del polo norte, ya sabe lo que tiene que hacer.


¿Y dónde está? Pues en la calle Luis Doreste Silva, 18. Al lado de Hacienda y frente al Spar. Espero que por lo menos vayan y vean lo que hay. Ya les dije que pasé el jueves y me llamó tanto la atención que volví el viernes.




No hay comentarios:
Publicar un comentario

¡Anímate a compartir tu opinión!