SweetXL
domingo, 27 de diciembre de 2015

La Cajita Presumida

¡Hola!¿Qué tal? Ya les dije que me iba a portar muy bien para que el señor gordito me trajera una de las cajitas presumidas de las que les hablé ¿no?


Pues así fue. Al final me trajo en su saco, una caja preciosa, cargada con todo lo que había anotado en la lista.


Estas monodosis son lo más. Mascarillas, exfoliantes y tratamiento para el cabello, que vienen genial. Son mucho más económicas, y para viajes o simplemente para las que nos gusta probar, van geniales.


Esta crema con colágeno, empezaré a utilizarla desde que termine mi crema. Tenía una pinta buenísima y me gustó su tamaño y su "no olor". Y como les conté, en El Jardín de Ico, no se usan productos con parabenos, así que mejor que mejor.


Ya les hablé del bálsamo labial de aceite de oliva que me había enamorado ¿no? Pues en la lista también estaba. Lo he toqueteado y probado, y me gusta la sensación que deja en los labios. Eso sí, para luego poner un labial, hay que retirarlo muy bien, ya que el labial resbala mucho. Sí, me pasó a mi.


Y volví a repetir con el champú de cebolla. Huele de maravilla y deja el pelo muy limpio y suave. Ya saben que cuando estuve me cogí uno, pero es que me gustó tanto, que lo metí en la lista de lo que quería para La Cajita Presumida. Y la verdad es que con las mechas no me deja el pelo nada aspero. Yo es que no uso crema ni acondicionador ni nada.


Por último no podía faltar un rojo en mi caja, así que pedí un labial y una laca de uñas a juego. Ya saben lo que me pierde un rojo. Aún no lo he probado, así que no les puedo hablar de su durabilidad, pero que el color es precioso, lo es.


Yo no era muy partidaria de las cosas estas de cajas y demás, pero después de ver la mía, tengo que reconocer que más de un regalo caerá con este formato. Me parece muy original y encima con productos naturales.


Se ha portado muy bien el señor del polo norte conmigo ¿no? Estoy pensando en pedirle también a los de Oriente algo.

¿Qué dicen ustedes?
martes, 15 de diciembre de 2015

Blogs y algo más

¡Hola!¿Qué tal? Hoy vengo con una reflexión. Se que me ganaré muchas enemistades, pero ha llegado un punto en el que no he podido callarme más. Y no, no es una perreta, ni para ganar seguidores. Es simple y llanamente, mi visión.


Empecé este blog como "egobloguera talla grande", pero poco a poco me fui dando cuenta que la cámara y yo no nos llevamos bien (más bien la madre naturaleza no me ha dotado con esa belleza "modelil"), así que aposté por hacer algo diferente, y ahora veo el mundo de las egoblogueras (las que sólo hablan de sus looks y demás) desde la barrera ya que no servía para enseñar mis looks, tan sólo lo hago a través de mis redes sociales, y me he dado cuenta de muchas cosas.
La primera es que este difícil y complicado (muchas veces son las protagonistas las que lo complican o complicamos) mundo de chicas que día tras día muestran sus atuendos, se ha convertido en un "quién da más" o en un "todo vale" y que se divide en tres grandes grupos clasificados por mí en edades.

De 18 a 25 años están esas chicas que realmente no tienen responsabilidades y su afición es escribir sobre lo que compran y muchas veces copiando literalmente los looks de sus "it girls" favoritas y muchas veces no tan favoritas,pero "mola" ponerte lo que sacan las "grandes". También son ese tipo de niñas que en sus redes sociales sólo ponen fotos de fiestas a las que van, chicos guapos, bikinis y demás. ¿Envidia mía? ¡Vale! Algo sí, yo es que me pasé la juventud estudiando y no tenía tampoco tipo, ni ganas de salir,pero bueno que a cada uno le toca lo suyo, y yo me conformo con lo que me tocó. Estas chicas también se caracterizan porque casi todo lo que enseñan es: "¡Oh,que sorpresa tenía en casa preparada cuando llegué!". ¿Envidia? Pues sí, también. Yo tengo que esperar a reunir algo de dinero para poder comprarlo o a que sus majestades los reyes de oriente decidan si me he portado lo suficientemente bien para que me dejen algo dentro del zapato (y no un Manolo, precisamente). A lo que también sumo lo fácil y rápido que cambian de gustos. One Direction ya va pasando a un segundo plano y los Loewe de las mamás aparecen en los armarios o vestidores. Pero al fin y al cabo, por cambios de gustos, hemos pasado todas.

El otro grupo creo que abarca desde los 25 a los 35 años,y éste es para mí,el que más controversia atrapa. Se supone que ya con esta edad son mujeres maduras (cierto es que con esta crisis,las vidas han cambiado mucho y la edad para trabajar e independizarse ha aumentado por fuerza mayor), pero no veo que sea así. Siguen copiando looks, poses, que dicho sea de paso, algunas son imposibles (la grulla, el me estiro y no llego, el me miro los pies así como si no posara), copian muchas veces hasta los mismos paisajes.Si "una" va al Muelle de San Blas, allá van todas o algunas al muelle a ver si ven a San Blas. Me he dado cuenta que algunas, en un pasado no muy lejano, tenían un look que a veces dañaba a la vista, pero por arte de magia (léase copio a mi insta-blogger-twitter-face amiga), se ve que han cambiado hasta su forma de vestir. En muchos casos yo lo llamo falta de personalidad, porque resulta que antes te encantaban las mezclas,era lo más, pero ¿y ahora no?. Nos enseñan una falda y a la semana siguiente, por dar un alto margen de tiempo, vemos esa falda multiplicada por mil.
¿Estoy siendo muy radical? Lo siento por las personas que se puedan ver reflejadas,pero es que hay veces en las que una no se calla, o no puede o debe callarse.
Sigo con este mismo grupo, ya que pienso que son las que realmente deberían dar ejemplo, pues las chicas del primer grupo son las que las tienen como espejo en el que mirarse.
¿Tocamos el tema comida? ¡Vale! (yo sóla me contesto) ¿Cuántas veces vemos en un día, de una misma persona, platos de comida en redes sociales? En algunas se ha convertido en: "No vivo sin mi smoothie/batido/cortado monísimo de la tarde o la mañana. Yo también me lo tomo, y quizá con tres cucharadas más de azúcar que ellas, pero no lo enseño a diario y hasta cuatro veces al día. Me basta con bebérmelos en casa y con los míos. Y el tema de los crêpes o gofres con helados, es otro tema que también me preocupa. ¿Realmente los comen a diario?¿No hacen ejercicio? Porque a todas estas, en muchas de estas chicas,jamás he visto una foto yendo a caminar a la típica ruta del colesterol de cualquier pueblo o ciudad de nuestra geografía, ni foto en un gimnasio o una auto foto con ropa deportiva preparándose para ir a eliminar esa insana cantidad de calorías que han ingerido. Siempre fomentamos la vida saludable y la alimentación sana, pero si no enseñamos esos hábitos a quienes nos siguen ¿que les estamos enseñando? Hace poco hablé con una chica que suele exponer a diario su amor por el chocolate y dulces sobre el tema, pero como me decía ella, siempre es casero y antes de batidos de esos de frutas que venden en heladerías y demás por ahí, ella prefería batir fruta con hielo y tomárselo.

Tenemos que fomentar los almuerzos y cenas en nuestros restaurantes, porque ellos también tienen familias que alimentar, pero ¿es necesario que sepa a que restaurante has ido todos los días? ¿Es necesario que si "Pepita" dice que en "Ca'Panchito" se come de lujo,mañana vayan a comer las demás, por hacerse la foto en plan yo también voy a ese sitio?¡Bravo por todas esas que fomentan la restauración en las ciudades,pero por comer allí no por copiar a las demás! ¿Envidia? Bueno puede sonar a que sí, y quizá sea así, pero yo es que no valgo para fotografiar a todos los sitios a los que voy, aunque hay muchos a los que ni siquiera puedo ir,porque mi economía no me lo permite (el euro millón no me lo he sacado aún). A lo que voy, que cada uno hace con su dinero lo que quiere y lo que le da la gana, pero vamos a enseñar las cosas reales, porque ¿han visto algún potaje o puchero, o una simple tortilla francesa en esas redes sociales? Señoras, que así todas nos acomplejamos, porque nos matamos a dieta y no bajamos ni un gramo si seguimos esas "dietas instagrameras". Y lo de las fotos de desayunos magníficos y muy decorados ¿qué me dicen? Será que soy tan rara que yo me cojo el pan bizcochado del paquete y le pongo la loncha de jamón del paquete que me han dado en la charcutería o del tupperware en el que lo pongo si esa semana me ha dado tiempo de colocarlo. Ahora mismo tendremos que hacer un máster en fotografía para hacer desayunos, meriendas, almuerzos y cenas. ¡Fotógrafos del mundo publicitario piensen en ir jubilándose! Podría decir mucho más de este grupo, pero ahí lo voy a dejar. Y a todas estas, yo soy de las que fotografío todo, pero creo que nos (me meto en el saco) estamos pasando.

Luego tenemos el grupo de las mujeres de 35 a 45 años,que cada vez son más y que quizá (pongo quizá, porque no siempre es así) son las que ya tienen las cosas más claras y no se basa su vida en ir de playa en playa, de visitar restaurantes o de enseñarnos sus vestidores. Estas mujeres son las que quizá más valoran lo que es la vida. Cierto es que hay muchas que sólo viven por y para sus looks, y chapó por ellas, porque pueden y porque lo tienen claro. Pero al resto de mortales nos preocupan también muchas otras cosas. A todas nos encanta la moda, pero tenemos otras prioridades,casi todas. Sobre todo las madres se implican más con otro tipo de cosas, y de hecho en nuestras redes sociales se puede comprobar. Las fotos de los pequeños o pequeñas ganan a las de los restaurantes o paseos románticos por avenidas idílicas. Este tipo de mujeres "juegan en otra liga".¿Les gusta mostrarse? Sí, pero tienen prioridades. Y eso me gusta y mucho. Se nota que ya tienen un estilo marcado y aunque siguen las tendencias y se dejan seducir por ellas, su estilo no cambia. Saben que colores combinar, saben que tipo de personas leen sus blogs y las admiran y por ello hablan y visten a razón de sus seguidoras. No hay nada mejor como conocerse a sí misma para saber que es lo que te queda bien y lo que no. Ya hasta el estilo del pelo lo cambian. Ya no vale la raya en medio y optan por una melena o media melena bien peinada y con "glamour". Hay muchas de las blogueras que entran en este grupo que de repente se ven embarazadas por primera vez y su mundo cambia. Ya no hay fotos de "total look Zara",cambian a "total look Zara Kids", porque nos enseñan todo el ajuar del bebé que viene en camino. Me encanta este momento, porque se llenan esas redes sociales de amor, ternura y dulzura. Yo lo comparo a cuando te bañas y te pones colonia de bebé. Todo huele a esa colonia.Si es que lo que no consiga un bebé no lo consigue nadie.


Ahora, hay algo que muchas veces comparten los 3 grupos, y es el amor por los animales.Yo soy defensora de los animales también. Hasta tal punto que todos los animales que han pisado mi casa, nunca han sido comprados (felicidades a todos los que compran también,porque contribuyen también al comercio), y en casa todos los hemos querido con locura, pero jamás se me ocurriría tratarlos como hijos. Eso no,señoras y señores, tenemos que entender que los animales son eso, animales,por mucho que los queramos no podemos ir a los restaurantes con ellos, ni tampoco llevarlos a una playa con gente. No sólo porque no sea lógico, sino porque tenemos que pensar en las otras personas que están en esos sitios. Hay chicas que tienen a sus animales y les sacan fotos hasta cuando los llevan a la peluquería, que hasta me parece muy simpático, pero es que jamás las he visto en un restaurante comiendo con ellos. Hay límites que no deben rozarse nunca. En breve veremos como hasta se celebrarán "perro-cumpleaños" y todo. Ya no me extraña. Desde que una lo ponga de moda, ya verán. ¿Quién se animará?

Otra cosa que me parece un poco raro es cuando dicen:"Nos hemos venido a descansar..." ¿A descansar? Pero si vas hecha un figurín para sacarte las fotos del look y llenar el instagram con todo lo que vas haciendo cada 2 horas. Desconectar o descansar es fuera móvil. Pero bueno, esto puedo llegar a entenderlo, porque yo también lo hago, aunque no bombardeo con todo lo que hago en cada momento.

Luego está el debate de si algunas subimos "muchas" fotos de nuestros retoños o no. Cierto es que con todo esto que tiene el mundo 2.0 deberíamos tener cuidado, pero para mí no hay fotos suficientes que demuestren el amor por mis chicos, y me da mucha rabia que porque yo no le de un me gusta a tu foto con el perrito, tu no seas capaz de un simple me gusta a mi foto maravillosa con mi enano.
Cuando somos madres, todo cambia y vemos la vida de diferente manera y una de esas cosas que nos cambian el chip es que pasamos de fotos de zapatos a fotos de nuestros pies regordetes de nuestros bombones. Quizá cuando no se es madre no se entiende, pero hay que respetarlo y recordar que las redes sociales son virales y que para que sea red social debemos estar todos juntos en "esta red". No nos puede gustar todo lo que hace nuestro compi, al igual que no gustará todo lo que nosotros hacemos, pero tenemos que entender que para eso somos (o eso se supone) lo suficientemente maduros para tener las cosas claras y que es lo que nos beneficia y que no.

Después de todo esto, sólo me queda decirles que tenemos que cuidar la ortografía y mucho. Hay faltas de ortografía que son imperdonables,y mucho menos el no saber como se escribe una marca a la que le estás dando publicidad.Si querías que esa marca se fijase en ti, no lo estás haciendo bien.Muchas veces se que es con las prisas de escribir,pero vamos a escribir menos y revisar lo que escribimos, para que no tengamos esos fallos. Al igual que cuando escribimos en otro idioma que no es el español. Si no estamos seguras de lo que vamos a escribir, es mejor dejarlo en español aunque no suene muy "cool". Ya me da igual si escriben "os", vais", "seguid" las y los canarios, me da igual, de verdad, pero escriban bien y con coherencia.

Se, como dije al principio, que me voy a ganar un montón de críticas y quizá alguna alabanza, llegados a este punto,me espero todo, pero lo que he escrito no creo que sea lo que opine yo sola. Y si es así, voy a tener que ir pidiendo cita en un psiquiátrico porque yo lo estoy viendo de esta manera. Pero ya me han criticado a mi primero, por no vestir bien, o por no gustarles mi estilo, así que ya me tocaba a mi defenderme contando cómo veo yo este mundo.

Y sí, voy a eventos de moda, porque me gusta encontrarme con todas ellas, porque a pesar de todo lo que piense u opine, creo que hay un buen fondo en cada una, y porque, por supuesto me encanta contar que es lo que hacen las empresas. Se llama feedback.

No me gustaría que nadie se lo tomara como un ataque personal, simplemente que pensemos un poco en lo que hacemos y lo que no, y que es lo que realmente nos aporta algo positivo en este mundo.

¡Ah,por cierto! Echo de menos en las redes sociales el : "Hoy toca limpieza en casa" o "Aquí estoy con el mocho". ¿O es que todas tenemos quien nos limpie en casa? Si es así, que me adopte porfi.

Y sobre todo quiero felicitar a todas esas compis que muestran sus looks con elegancia en todas las redes sociales, porque tienen una elegancia innata y muestran sus looks con estilo y no por eso alardean de donde comen y donde no. Y que cuando alardean de donde comen y lo que hacen, lo hacen con chispa y gracia. Y ¡jolín¡, porque me guste o no, muchas de ellas me inspiran, y mucho.


Muchos besos, y ahora a sacarme todas las faltas de ortografía que tenga ¿eh? Que yo no me voy a enfadar, al contrario, así las corrijo.
domingo, 13 de diciembre de 2015

El Jardín de Ico

¡Hola! ¿Qué tal? Se acerca ya cada vez más la navidad. En un poquito más de dos semanas tenemos encima el 24 de diciembre y al poco, comenzará un nuevo año cargado de cosas positivas y bonitas para todo el mundo.


Los que me siguen por mis redes sociales, saben que esta semana puse una foto de una tienda que me tropecé caminando. El Jardín de Ico se llamaba, pero lo que me llamó la atención, fue su escaparate con unas cajas de lo más monas.


Ese día iba muy apurada y sólo me dio tiempo de ver el escaparate y fijarme que todos sus productos eran naturales, y que muchos de ellos eran exclusivos para veganos. Así que al día siguiente que iba con más tiempo me detuve un rato y aproveché para hablar con su dueña y sacar algunas fotos.


Yo pensé que ya había visto muchas cosas en el mundo de la cosmética, pero ¡qué equivocada estaba! Hay cientos de productos que no testan en animales, que jamás imaginé que se podrían encontrar. En El Jardín de Ico, tienen de todo. No sólo cosmética, sino tratamientos naturales, como vitaminas, jaleas reales, etc.


Tienen una línea de jabones naturales que huelen de maravilla.


Y un champú de cebolla que no pude dejarlo allí en la estantería. Me lo traje para casa y sólo lo he probado dos días, y me está gustando bastante. Ya saben que yo me tengo que lavar el pelo a diario, menos cuando me doy las mechas que estoy tres días sin lavarlo.


Pero ya saben que hasta que no lo haya probado durante un tiempo, no les puedo dar mi visión real, pero por lo pronto ya les digo que me ha gustado bastante. Tengo que admitir que le eché el ojo a varias cosas, y que para Papá Nöel me he pedido una Cajita Presumida (las cajitas que me llamaron la atención en el escaparate) con algunos productos. Así que si me he portado bien, y el gordito cree que me lo merezco, les podré hablar de otras cosas que tengo fichadas.


Tienen  una línea para bebés, también. Desde pequeños los cuidamos hasta la saciedad, así que esto no viene nada mal como regalo para esas futuras o recientes mamis.


La línea de maquillaje es bastante amplia. Cuentan con unas bb creams bastante curiosas. Digo curiosas, porque la probé en mano y cubre bastante. Lástima que el tono que había era demasiado oscuro para mí. Sí lo se, soy blanca leche y me las veo y me las deseo, a veces, para buscar algo apropiado a mi piel.


Dentro de la línea de "potis" también tienen su versión vegana. Una colección chiquitita, pero que para aquellas personas veganas que quieran estar seguras de que su maquillaje es 100% vegano, es ideal.


La verdad es que la tienda me llamó mucho la atención por su decoración. Toda con palets, dando una imagen muy natural. Y luego tengo que decir que el trato de la dueña fue maravilloso. A pesar de la gente que entraba, me dejó preguntarle de todo. Creo, y siempre lo he dicho, que la atención al cliente es lo más importante en un negocio. No hay cosa que más me guste que ir a una tienda y que te atiendan bien. Con esto me refiero a que te dejen ir a tu aire, pero que estén atentos a ti.


No se que opinión tienen ustedes de este tipo de tiendas, pero a mi, para ser la primera vez que entraba en una así, me encantó. Tiene muchas cosas para el cuidado de todo el cuerpo, y todo natural.



Al final siempre se dice que somos lo que comemos y lo que nos cuidamos ¿no? Pues aquí hay una alternativa a todo ese mundo del "potingueo", pero natural. Se que mis amigas y seguidoras que aman a los animales y piden un respeto continuo, van a ir a ver la tienda y seguro que caerán con algo, sobre todo con la línea de aceite de oliva. Yo ya tengo en la lista de La Cajita Presumida, un bálsamo labial. Así que señor del polo norte, ya sabe lo que tiene que hacer.


¿Y dónde está? Pues en la calle Luis Doreste Silva, 18. Al lado de Hacienda y frente al Spar. Espero que por lo menos vayan y vean lo que hay. Ya les dije que pasé el jueves y me llamó tanto la atención que volví el viernes.




miércoles, 2 de diciembre de 2015

Lo se, pequé en Kiko

¡Hola!¿Qué tal? No se si es la edad o quizás una etapa más en mi vida, pero ahora me ha dado por los cosméticos y potingues.


No era yo se esas de maquillajes ni cosillas de esas. Quizá es también lo que ves en casa, y al mi madre no maquillarse mucho, pues yo tampoco me maquillaba casi nada. Eso si, ahora que le he cogido el gustillo ya no sólo me pinto las uñas, sino que no puedo salir sin un labial.

Sí, quizá sea de lo único que no podría prescindir al salir de casa. También soy muy amante de las máscaras de pestañas.


Como ya saben, hace poco abrió una tienda Kiko en el Centro Comercial Las Arenas y otra en 7 Palmas, pero este último yo no lo he visitado. El día de la apertura en Las Arenas nos invitaron a las blogueras, pero con una hora fijada para poder atendernos con un poquito más de calma.

Lo de la calma lo digo con la boca pequeña, porque sinceramente era imposible atendernos con calma debido a la cantidad de gente que había. Contaban por redes sociales que la cola para esperar a que abriesen, eran kilométricas. La verdad es que no lo entiendo, pero bueno, supongo que si hacen cola para ir a ver a Julio Iglesias, también hagan cola para algo que les guste o apasione mucho.


Kiko Milano es una de esas marcas de cosméticos low cost, y se nota. Yo les voy a enseñar lo que me regalaron y también algunas cosas que no se porqué razón se metieron en mi bolsa, y me decían:"te hago falta, llévame."

Estos polvos, junto al neceser con brocha, me parecen monos, aunque la bola es para dejarla en casa, ya que no es de esas cosas que podamos llevar en el bolso fácilmente.




Lo de los labiales es culpa de Patricia Santana, amiga y trabajadora de Kiko. Ella conoce mi amor por los labiales y sabe mi gusto, así que me recomendó estos.


Patri sabe también la importancia que le doy a los ojos y me recomendó la base de máscara de pestañas y la máscara de pestañas. No sólo para darle amplitud a la pestaña, sino también para alargarla. Yo la base la usaba antes de Lâncome, pero sinceramente 32 euros una base de máscara ya se me hacía demasiado. Así que voy a probar con esta a ver que tal me va.


Luego me regalaron este lápiz de ojos, y aunque no se aprecie bien es un tono burdeos, pero que Carlos dice que para el es negro de toda la vida. Estos hombres lo ven todo con el ojo simple.


Luego fui otro día y Yaiza Viera, una chica que conocí a través de Instagram y que aunque no lo crean, es de esas personas que te alegras que entren en tu vida porque siempre están ahí. Ella también conoce mis gustos y me recomendó una base para los ojos y una sombra preciosa. Yo soy de las que los párpados siempre los tiene grasos, y mis chicas beauty me habían dicho que quizá necesitaba una pre base para fijar la sombra. Pues les hice caso y se la pedí a ella.



También me hice con algunas lacas de uñas, pero como ya saben, me hice la semi permanente y aún no he podido pintármelas, pero les prometo que haré fotos y las pondré también, porque los colores son preciosos.

Después de todo este rollo de los maquillajes necesito una clase magistral, porque mucho maquillaje, pero no es que yo sea una fiera en este arte. Y aún me queda meterme en el mundo de los correctores, iluminadores y contornos.

Y por supuesto, ya tengo mi lista hecha para que los Reyes Magos no se pierdan mucho.

¿Alguna ayuda o recomendación más?